Delegar vs Abdicar
2010 | Febrero 24 Por Coach de negocios E-Myth

Una de las características de un buen liderazgo es delegar de forma efectiva. Esto ocurre cuando un propietario de negocios o un gerente otorga regularmente, responsabilidad y autoridad a un empleado para completar una tarea. Al hacer esto, desarrolla a la gente que finalmente está más satisfecha y es más productiva. Y para el gerente o dueño del negocio, el delegar le da libertad para atender la labor estratégica importante de los negocios. Sin embargo, hay una diferencia fundamental entre delegar y abdicar, y es algo con lo que muchos dueños de negocios tienen dificultades.

El diccionario define delegar como: "El dar una tarea a otra persona con responsabilidad de actuar en su nombre. El dar a alguien el poder para actuar, tomar decisiones o asignar los recursos en su nombre. " Suena bien, ¿verdad?

El Abdicar, por otra parte, es simplemente esto: "El dejar de cumplir un deber o responsabilidad". No suena tan bien, ¿verdad?

Dar o encargar el trabajo

La rendición de cuentas puede ser algo resbaladizo. Algunas de las tareas o funciones en una empresa requieren ser entregadas a alguien más apropiado o calificado. Como la gestión financiera, por ejemplo. Muchos propietarios de negocios buscan que sea otra persona quien asuma ese papel, dejándolos libres para centrarse en las cosas "divertidas" del funcionamiento de la empresa. Pero si usted le da una tarea o una función a un empleado y se desentiende por completo, lo que está haciendo es abdicar de su papel como propietario de la empresa.

En el capítulo cuatro de The E-Myth Revisited (El Mito del Emprendedor) Michael Gerber, da un ejemplo de un típico negocio entrando a la adolescencia y de cómo abdica las responsabilidades a su primer empleado:

Hay un momento crítico en todos los negocios donde el propietario contrata a su primer empleado para que haga el trabajo que no sabe cómo hacerlo él mismo, o que no quiere hacer... Y en un solo golpe, entiende lo que significa hacer negocios de una manera que nunca había entendido antes. "¡Ya no tengo que hacer eso!" Por fin soy libre. El Gerente dentro de usted se despierta y el Técnico se va temporalmente a dormir. Sus preocupaciones se han terminado. Alguien más va a hacer eso ahora. Pero, al mismo tiempo - no acostumbrado a ser el Gerente - su nueva libertad toma una forma demasiado común. Se llama Gestión por Abdicación en lugar de por Delegación. En resumen, como todos los propietarios de pequeñas empresas han hecho antes que usted, le entregan los libros a Harry... y salen corriendo.

El Abdicar puede llevar a resultados desastrosos. Las tareas no se están completando correctamente o no se están haciendo, tiene clientes descontentos, plazos incumplidos, problemas financieros - todo lo cual descubre mucho después de que hayan sucedido, ya que abdicó las tareas... y ¡salió corriendo!

Recuerde que nuestra definición de diccionario de "delegar" es dar a alguien una tarea con la responsabilidad de actuar en su nombre. Independientemente de quién tiene la responsabilidad de una tarea o función en su negocio, usted es responsable en última instancia del resultado. ¿Esto significa que usted debe de estar supervisando a sus empleados para asegurarse de que hagan las cosas correctamente? ¿O es mejor hacerlo todo usted mismo, para evitar el peligro de abdicar sobre las cosas que usted es responsable? "¡Claro que no!"

Al delegar tareas y responsabilidades de manera adecuada, con la estructura y la previsión, usted y sus gerentes estarán libres de la carga aplastante del trabajo técnico que le impide trabajar en su negocio.

Algunas pautas para delegar de forma efectiva

Si sigue haciendo todas las tareas diarias que siempre ha hecho, siempre estará atrapado haciéndolas y nunca tendrá tiempo libre para trabajar en su negocio. Si soltar una de estas tareas le parece difícil (y a veces lo es, especialmente si usted lo ha hecho siempre y con su particular manera de hacerlo) entonces hágalo paso a paso.

  • Primero, identifique una tarea que desee delegar.
  • Documente la forma correcta de realizar esta tarea, paso a paso, incluyendo las normas de control de calidad para cada paso. (En E-Myth llamamos a este tipo de documento para hacer un sistema, un Plan de Acción.)
  • Especifique claramente los resultados esperados de la tarea delegada. Dé información sobre qué, por qué, cuándo, quién, dónde y cómo.
  • Pídale a alguien que siga su Plan de Acción. Mantenga abiertas las líneas de comunicación. No sobre supervise, pero asegúrese de que lo mantengan al tanto de los progresos y el rendimiento. Luego, revise su documento hasta que ambos estén cómodos con él.
  • Cuando el documento del sistema nuevo esté listo, se lo debe facilitar al empleado encargado de esa tarea, capacítelo sobre la forma de ejecutar correctamente este "sistema" e inserte una copia de este documento de proceso en el Manual de Operaciones.(Si usted se está preguntando, "¿Qué manual de operaciones?" entonces definitivamente es tiempo para ponerse en contacto con nosotros y obtener ayuda!)
  • Repita estos pasos en la tarea siguiente.

El delegar es un componente crítico en el desarrollo de un negocio que sea equilibrado e incluyente. Y le ayudará a descubrir el lugar natural para usted, sus gerentes y su personal.