Es Hora del Cambio.
4 de enero 2012 Por Coach de Negocios E-Myth


No hay nada como llegar a su negocio muy temprano en la mañana, antes que cualquiera de su equipo, clientes, o proveedores hayan llegado. Abrir la puerta. Encender las luces.  Comprobar que todo está en su lugar.

No hay nada como estar solo en su negocio temprano en la mañana antes de que el día comience en serio. Caminar por el piso, tocando los mostradores, sintiendo el silencio, (las sillas vacías, los escritorios vacíos, el teléfono en silencio, y el equipo sin operarios), antes de que todo el ruido, toda la emoción y toda la confusión inicie. Antes de que el día traiga consigo su rutina, así como también los imprevistos.  Antes de que usted se enfrente a las mil y una cosas que demandarán su atención - incluyendo asuntos que usted daba por resueltos anteriormente ... en más de una oportunidad.

 


 

No, no hay nada como estar solo en su negocio, muy temprano en la mañana antes de que el día haya comenzado.
A menos, claro está, que eso sea todo lo que hay. Sólo usted y su negocio.

En ese caso, los escritorios que tocó, bueno, son solo el suyo.  El equipo ocioso solo está esperando el toque de su mano, de nadie más.  Los clientes que pronto vendrán entrando por la puerta, y llamando por teléfono, y enviando correos electrónicos van a venir por usted y sólo por usted, porque USTED es todo lo que hay.

Sus proveedores, su banquero, su portero, su cónyuge, sus hijos, sus amigos y sus asociados, todos - todos y cada uno de ellos - le van a estar llamando a usted, y sólo a usted, porque usted es el único que hay a quien llamar.

Eso es lo que se siente en una pequeña empresa donde el dueño, el fundador, y el director ejecutivo es también el gerente de ventas, el secretario, el conductor del transporte, el encargado de TI, la persona de atención al cliente, recepcionista, contador, el instalador y todo otro rol que deba ser ocupado.



¿No cree que sea el momento para un cambio?


Cuando usted ha construido su negocio de manera que depende de usted y sólo de usted (como muchos de nosotros, sin saberlo, lo hemos hecho) esa visita matutina es menos de embeleso que en realidad un tiempo para lograr un sentido de orden, un sentido de equilibrio . Es un tiempo para estar solo, alejado de la avalancha continua de demandas sobre usted que están ya sea esperando dentro de sí mismo o trás la puerta de su negocio, desde el día anterior, y el día antes de eso, y el mes pasado, y el año pasado (¿de verdad se extienden tanto en el tiempo?) . Es el momento de tomar refugio temporal de los compromisos que ha hecho con las personas y de los asuntos que requieren su atención o de los acuerdos que requieren ser cumplidos. Porque usted dio su palabra.

Usted ha creado un negocio dependiente de las personas, un negocio que depende exclusivamente de USTED. ¿Se encuentra haciendo las mismas tareas, repitiendo las mismas conversaciones y haciendo frente a las mismas frustraciones día tras día?

En E-Myth, sabemos lo que se necesita para crear el éxito en su negocio.  Usted no va a llegar a ello ejerciendo todas y cada una de las funciones y llevando a cabo todas y cada una de las labores que hay que hacer para que su negocio opere.  Usted va a llegar allí, solo si descubre, si se enfrenta, y se concentra en su verdadero rol dentro de su negocio.
¿Quién es usted en esos momentos temprano en la mañana? ¿Es un emprendedor?¿O acaso es el gerente?¿Es el técnico?   ¿En cuál de estos roles es usted más fuerte?   ¿En cuál de ellos debe de mejorar?

Cuando esté allí, en ese momento de tranquilidad antes de comenzar el día, piense en su negocio. Trabajarle a su negocio comienza trabajandose a sí mismo.   Si su negocio es un reflejo de su dueño, entonces ¿Qué dice su negocio sobre usted?

Gran sufrimiento persiste en nuestro mundo, precisamente porque los intentos de encontrar soluciones sólo atienden a los síntomas, sin considerar las verdaderas, y a menudo auto-generadas, causas. Hay demasiadas personas que parecen estar satisfechos con este enfoque genérico de primeros auxilios o pañitos calientes.   Demasiadas personas se conforman con agregar simplemente otro nivel de mediocridad.

Usted sabe, en lo profundo de sí mismo, que no está satisfecho con la mediocridad. Usted sabe que el alivio sólo de los síntomas no es suficiente.   El dolor persiste…   Pero, el propósito del dolor es llevarnos a encontrar la verdad.  

Así que, cuando usted esté de pie allí, en esos momentos de tranquilidad antes de que el negocio abra por el día, eche un vistazo a su negocio, pero realmente VÉALO. Y véase a sí mismo.  Vea y palpe esos puntos de dolor en su negocio.   Esos dolores son síntomas de un problema más profundo.   Y la solución a esos problemas está en el origen: USTED.

A medida que usted se conforma y se estanca, también lo hace su negocio.

A medida que usted se hace dinámico e innovador, también lo hace su negocio.

Es hora de un nuevo día.

Es hora de una nueva manera de pensar acerca de su negocio.

Es el momento de alcanzar su sueño emprendedor.

¿Está listo para cambiar su negocio y su vida?  He aquí cómo usted puede comenzar:  

Hoy - haga el compromiso de hacer algo algo de manera diferente - algo fuera de su rutina. El más sencillo, más pequeño cambio o movimiento, si es intencional, crea espacio para nuevos modelos.   Tome una ruta diferente al trabajo.   Cambie la estación del radio.   Pare por un té en lugar de por un café.

Hoy - Pase los primeros 15 minutos de la mañana (o la noche anterior) en la creación de una lista de tres cosas que usted desea alcanzar al final del día. SÓLO TRES.  Luego llévelos a cabo - y escriba tres más para mañana.   Repita. Tome acción y observe el resultado.   Acción. Resultado. Acción. Resultado. Sienta el poder y el placer de ejecutar este sencillo ejercicio.  

Acciones sencillas e intencionales que al final del día conducen al cambio.

¿Puede comprometerse USTED al cambio a partir de hoy?