El compromiso de liderazgo
22 de julio | 2010 Por Coach de Negocios E-Myth

El tener y operar un negocio no es algo que uno se tome a la ligera.
Requiere de mucha fe. Es emocionante vivir su sueño empresarial,
y al mismo tiempo da miedo ya que no existe garantía de que tendrá éxito.

 

Como líder de su negocio, usted es el que tiene la responsabilidad final
por el éxito del negocio, lo cual es una gran responsabilidad.



Dos compromisos de liderazgo que no puede ignorar

Al comenzar un negocio, usted como líder, hace dos compromisos
serios e importantes:




  1. Consigo mismo. Usted ha renunciado a la seguridad de trabajar para otros (quizá a contar con un sueldo fijo) para seguir su pasión y visión. Salirse de lo conocido requiere una gran dosis de valor, y por lo mismo debe poner lo mejor de sí mismo para alcanzar su visión. Nadie más lo hará por usted.
  2. Con todos los demás. Usted ha hecho un compromiso con todas las personas que se ven afectadas por su negocio: su familia, sus socios, sus inversionistas, sus empleados... Sólo para nombrar algunos. Todas estas personas dependen de su negocio en distintos grados y todos tienen un gran interés personal en que su negocio sea exitoso.

Para muchos de nosotros, es más fácil centrarse en los compromisos que hacemos a los demás que a los que nos hacemos a nosotros mismos. Sin embargo, no podemos enfatizar lo suficiente en la importancia de honrar el compromiso que ha hecho consigo mismo.

El liderazgo requiere autoconocimiento

Si siente que ha perdido contacto con su propia motivación y compromiso; considere lo que James Kouzes y Barry Posner dicen en su libro, The Leadership Challenge: El desafío de la dirección:

El liderazgo es un arte, un arte escénico. Y en el arte del liderazgo, el instrumento del artista es él mismo. El dominio del arte del liderazgo se logra con el dominio de uno mismo. En última instancia, el desarrollo del liderazgo es un proceso de auto-desarrollo. La búsqueda de liderazgo es primero una búsqueda interior para descubrir quién eres. La confianza necesaria para dirigir viene del autodesarrollo. La confianza en sí mismo es realmente la conciencia y la fe de sus propias fuerzas o poderes. Estos poderes le quedan claros y se fortalecen sólo a medida que usted trabaja para identificarlos y desarrollarlos.

Conocerse a sí mismo, real y verdaderamente bien es fundamental para su capacidad de dirigir y hacer realidad el compromiso que hizo de hacer realidad su sueño empresarial. El conocimiento de sí mismo le dará la visión, la fuerza y la confianza que necesita para dirigir, porque para dirigir a otros, primero debe poder dirigirse a si mismo. Y para poder dirigirse a si mismo, usted debe conocerse.

Puede sonar un poco como un tema de "nueva era" o "autoayuda", pero la verdad es que el papel del líder es la función del "yo". Piénselo. La palabra "líder" no lleva ninguna connotación de las actividades o tareas que conlleva, a diferencia de las palabras "plomero" o "programador", "maestro" o "ingeniero", o incluso "administrador". Por el contrario, "líder" evoca las cualidades personales como la visión, fuerza, la integridad, la honestidad, la confianza o cualquiera que sea su definición particular.

Así que si el liderazgo es acerca de la persona, y no acerca del trabajo, para convertirse en un líder fuerte, debe trabajar en si mismo como persona. Es necesario que se conozca a sí mismo, y se desarrolle continuamente para ser más y más la persona que quiere ser.

Véase en el espejo

A menudo, bajo la presión de hacer el bien por otros, termina ignorando el primer compromiso de vital importancia: el que se hizo a sí mismo. Muchos propietarios de pequeñas empresas ven "el no decepcionar a otros" como la principal razón para perseverar en un negocio en el que apenas logran sobrevivir mucho tiempo después de que dejó de darles la satisfacción personal o las recompensas financieras que querían para sí mismos. No se permita llegar hasta este punto.

Recuerde que debe cumplir el compromiso que se hizo a sí mismo cuando inició su negocio. El compromiso de crear un negocio extraordinario. El compromiso de dirigir su empresa hacia el éxito con claridad, propósito y entusiasmo. Si se siente perdido, de un vistazo en el espejo y reencuéntrese con el emprendedor, el propietario del negocio, y el líder que lo llevaron a ser lo que es hoy. Es posible que ellos necesiten ser nutridos, apoyados, guiados, pero están ahí.

Lectura relacionada: Las emociones y el líder de negocios