Superando frustraciones de Negocios
5 de mayo | 2010 Por coach de negocios E-Myth

Definimos frustraciones de negocios como una serie de eventos específicos recurrentes en su negocio sobre los cuales usted siente que tiene poco o ningún control. Cada negocio tiene sus frustraciones. Desde pequeños "hipos" que dificultan el flujo del trabajo, hasta los errores fatales que pueden tener un efecto devastador desde la base hasta todas las partes de la operacion con las que interactua.

Como sucede con todos los retos que enfrenta, la cuestión es realmente acerca de cómo lidiar con eso. Puede ignorar la frustración, puede abdicar y tener la esperanza de que alguien más se encargue de ello, puede aplicarle una solución de ayuda rápida con un curita ... Pero todas esas opciones estaran desfavoreciendo, a usted, a su equipo, y a su negocio.


Me gustaría compartir esta historia de Michelle, que posee un negocio de impresión y diseño. Michelle estaba teniendo problemas para encontrar el tiempo para desarrollar sistemas y procesos debido a las interrupciones constantes de los clientes. Ella estaba recibiendo tantas solicitudes de avance de los proyectos que no podía concentrarse en el trabajo estratégico que quería hacer. Michelle me dijo que se sentía frustrada por el hecho de que sus clientes no confiaban en su personal de apoyo. Ella no había tomado ninguna medida proactiva para arreglar esta situación porque tenía miedo de que sus clientes se hubieran acostumbrado a trabajar con ella y ella no quería poner en peligro el nivel de servicio que ellos esperaban.
Hay tres formas en las que las personas suelen percibir frustraciones de negocios como el que Michelle estaba experimentando.

  • 1.Dirigida a uno mismo: Yo soy la causa."Hago que mis clientes dependan de mi demasiado".
  • 2. Dirigida al exterior: Alguien o algo más es la causa."Mis clientes no están acudiendo a mi personal de apoyo."
  • 3.Dirigida a sistemas: La falta de un sistema eficaz es la causa "No hay ningún sistema para la comunicación adecuada de los proyectos."


Para Michelle, su primer impulso fue de direccionar al exterior. Y eso es normal, todos tenemos una tendencia a culpar a otras personas. Pero si se hacen las preguntas correctas se puede salir del juego de la culpa y centrarse en la solución de sistema.
Encontrar la solución a una frustración comienza por hacer las preguntas correctas. Las preguntas que le permitirán descubrir cuales son las verdaderas y subyacentes condiciones de negocios.


·         Primero explore el panorama.¿Cuál es el impacto real que esta frustración tiene sobre usted, sus empleados, sus clientes y su negocio?
·         Después, cuantifique cualquier cosa y todo lo que podría ser el resultado de esta situación.Así se trate de pérdida de tiempo, de productividad, pérdida de ingresos ... cada frustración en última instancia, le está costando dinero.


·         Por último, manteniendo los dos primeros pasos en mente, observe la frustración de manera objetiva.Evite culpar a las personas, mejor enfoquese en los sistemas. Vaya paso a paso a través de la secuencia de los acontecimientos hasta que sea capaz de desifrar lo que realmente está pasando. Probablemente podra identificar las áreas que se pueden mejorar de inmediato con la implementación de un sistema.
Para Michelle, se reducía al hecho de que sus clientes se acercaban a ella en busca de respuestas porque nunca se les dijo que hicieran otra cosa y su personal de apoyo no contaba con los sistemas que les indicaran que debian contactar a los clientes con regularidad. En resumen, no existía un sistema para la comunicación con los clientes.


Habiendo identificado la frustración dirigida a sistemas, usted tiene las pistas que necesita para empezar a entender las condiciónes de negocios subyacentes que son la causa de su frustración.Esto en algun punto le llevará a la solución-una solución de sistemas. Lo que Michelle tenía que hacer era trabajar con su personal de apoyo para crear el sistema de comunicación adecuado para los clientes.
Ahora sus clientes reciben correos electrónicos de su representante de Servicio al Cliente asignado al inicio de cada proyecto, junto con actualizaciones regulares del estatus de su proyecto hasta que fuera completado. Mejoraron sus firmas de correo electrónico y los datos de contacto de su página web para que los clientes tuvieran claro a quién contactar para cada situación.


¿El Resultado? Michelle estima que el haber establecido este proceso de comunicación con el cliente le liberaron dos horas de su tiempo al día. Imagínese eso! Dos horas a las que les puede dar un muy buen uso trabajando en su negocio.Su personal de apoyo ya ha definido claramente los pasos a seguir para asegurar que los clientes tengan una experiencia excepcional en cada proyecto. Los resultados positivos de la implementación de este sistema no paran de llegar. ¡Y todo nació de una frustración a la que Michelle no le veia una solución antes!


Este proceso, el proceso de frustraciones clave, es el favorito de los clientes y es en realidad la habilidad esencial del pensamiento sistémico. Te ayuda a ver los problemas y las frustraciones de manera estratégica para identificar las lagunas en sus sistemas y procesos que un nuevo sistema o conjunto de sistemas pueden resolver. Al participar en este proceso con su equipo (¡debe incluirlos!) termina por generar una cultura muy poderosa de pensadores estratégicos buscando la manera de resolver problemas y mejorar las operaciones empresariales en lugar de un ciclo interminable de culpa y desánimo.