Plan de negocios basado en la visión
30 de septiembre | 2010 Por Coach de Negocios E-Myth

La idea de un plan de negocios es muy reconfortante. Hace que la gente se sienta segura y a salvo al saber que hay un plan para orientar las actividades de negocios de forma "correcta".

Pero ¿porqué es que los planes de negocios casi nunca cobran vida?¿Por qué casi todos ellos, una vez escritos, se quedan en un estante y se llenan de polvo, mientras que el futuro que describen nunca ve la luz del día, y las empresas que describen sobrellevan su camino hacia un futuro incierto?

Desde la perspectiva de E-Myth, un plan de negocios es deficiente desde el principio a menos que esté basado en la intención correcta. Para que un plan de negocios funcione, para que sea realmente útil, debe basarse en su visión de negocio.

Su visión es su sueño para el futuro de su negocio y el camino que tomará para que sea una realidad. No importa en qué etapa del ciclo de desarrollo de negocios se encuentre su negocio (infancia, adolescencia o madurez), como el líder de la organización, su visión debe ser absolutamente clara, debe describir hacia dónde va y cómo será una vez que llegue.

Un negocio sin visión es un negocio sin dirección. Carece de corazón y de un propósito. Carece de la idea esencial de donde surge y florece el compromiso, el crecimiento y el sentido de logro personal.

Lo mismo aplica para un plan de negocios creado sin visión. Su plan de negocios es el vínculo entre el trabajo de su negocio y la visión que ése trabajo tiene destinado producir.

Su plan de negocios necesita de su visión para darle vida, para que sea una realidad. Y del mismo modo, su visión necesita de la forma, la dirección, y la claridad de un plan de negocios para darle relevancia a la operación del día a día de su negocio.

El plan de negocios tradicional

Escribir un plan de negocio tradicional es generalmente provocado por alguna de estas dos ideas: o 1)"será mejor escribir un plan de negocios, porque "eso es lo que hacen las empresas exitosas", o 2) "necesitamos escribir un plan de negocios si queremos ir a pedir un préstamo de dinero".

La mayoría de los planes de negocio, se generan desde un punto de vista racional. En otras palabras, son analíticos y secos. Están llenos de tablas y gráficas y de motivación cerebral que no atrae a las emociones en absoluto. Un plan que comienza en la cabeza, está basado puramente en la lógica y la razón, carece de pasión, entusiasmo y propósito.

Como todos sabemos, los seres humanos toman decisiones basadas en las emociones. Es por eso que siempre aconsejamos que al captar y convertir nuevos clientes, hay que atraer a su mente emocional en lugar de a su mente racional. Es la parte emocional de la mente la que hace las decisiones de compra. ¿No tiene entonces sentido que su plan de negocios inspire el mismo tipo de emoción de "compra" con sus empleados, prestamistas, inversores, etc.?

El Plan basado en la visión

En contraste, un plan de negocios que se basa en su visión del negocio es impulsado hacia adelante porque usted quiere que funcione, como dice la expresión, con todo su corazón. De hecho, lo puede pensar también como un plan de corazón o centrado en el corazón.

Su plan de negocios basado en la visión es una declaración de su visión y una descripción actualizada de las principales estrategias y tácticas que utilizará para hacer su visión una realidad. De las estrategias y tácticas discutidas en su plan, cada departamento y cada posición será capaz de desarrollar las estrategias adicionales, tácticas y sistemas para lograr sus resultados y, en última instancia, el objetivo estratégico de la compañía.

Éstos son algunos "puntos de vista productivos" acerca de la planeación que harán que este esfuerzo valga la pena:

  • Comience con lo que es importante para usted. Un plan mediocre que a usted (y a otros) les apasiona le funcionará mucho mejor que un plan técnicamente superior, pero del cual usted no está tan convencido.
  • Enfoque la planeación más como un arte que como una ciencia. Planes profesionales con toneladas de cuantificación y datos pueden dar una falsa impresión de seguridad y precisión. Use su mejor pensamiento al planear, pero no olvide que incluso las mejores ideas implican un poco de conjetura.
  • Diseñe un marco de planeación que se adapte a los cambios. No piense en su plan como rígido, como "producto final" con cada detalle exacto. Piense en él más como una serie de guías de temas clave para enfocar su atención y objetivos por los cuales aspirar.
  • Tratar el plan como documento vivo y en crecimiento. Evalúelo, revíselo. Continúe cuestionando sus suposiciones. Manténgase flexible y abierto al cambio.

Un plan de negocios tradicional simplemente no le dará los resultados que desea o necesita, porque nadie está comprometido a que funcione. El plan de negocios que siempre funciona puede parecerse mucho al plan de negocio tradicional, usted podría ponerlos uno junto al otro y no notará ninguna diferencia. Pero su aspecto es donde la similitud termina. Un plan de negocios basado en la visión, el entusiasmo y propósito siempre va a prevalecer ante su plan de negocios tradicional.