¿Qué tan buena es la Salud de tu Negocio?
08 de diciembre | 2010 Por Coach de Negocios E-Myth

Como Empresario, Dueño de un negocio, Ud. busca el equilibrio entre su vida y su empresa. A menudo, cuando los dueños de negocios establecen relación con su coach de E-Myth, nos comentan que se sienten fuera de balance ... fuera de control.
Puede ser que estén "llevando el negocio a casa", haciendo indistinguibles los límites entre su vida personal y su vida laboral. O tal vez un área de su negocio está dominando su atención dando como resultado que el resto de las áreas críticas sufran de descuido. "Estoy haciendo un gran producto, pero las ventas son lentas", o "Tenemos más ventas de lo que podemos manejar, pero no hemos encontrado a los empleados adecuados para manejar la carga de trabajo ..."

 

Sin embargo, curiosamente, las áreas que más a menudo se encuentran fuera de balance son también aquellas que los Dueños de negocios más a menudo pasan por alto: hablamos del área de FINANZAS. Con demasiada frecuencia, los Dueños de negocios sólo prestan atención al dinero en efectivo y a las cifras de ventas, descuidando otros aspectos de las finanzas del negocio - aspectos que son indicadores críticos de la salud general de la empresa. Recuerde que los estados financieros - no importa a qué nivel de detalle, no importa qué tan llenos de jerga contable, no importa cuan técnicos o matemáticos parezcan - no son más que una radiografía de su negocio. Si usted no tiene una fotografía clara de su negocio, terminará tomando decisiones en el vacío.

Desde el punto de vista E-Myth, para cualquier empresa, una gestión financiera y presentación de informes con enfoque equilibrado incluye un sistema financiero, donde los estados financieros formales que produce, suministran al propietario del negocio el medio para una plena comprensión de la dinámica financiera de su negocio. Usted no tiene que ser un contador, pero sí es necesario que comprenda lo que los números están diciendo. Los estados financieros son herramientas indispensables de gestión administrativa del negocio. Ellos le indicarán, de una manera que ningún otro indicador puede, si lo que está pasando en su negocio está bien o si por el contrario va mal.

Los estados financieros que usted necesita

Los estados financieros básicos que todos los Empresarios deben revisar en forma rutinaria, independientemente del tipo de industria, la estructura empresarial, o el tamaño son:

  • Estado de Resultados (Ganancia y Pérdida) que muestran los ingresos, gastos y ganancias.
  • Estado del Flujo de Efectivo (Flujo de Caja) que muestra el efectivo disponible y como fluye el dinero en efectivo hacia dentro y hacia fuera de la empresa.
  • Balance que muestra los activos, pasivos y capital social.

Con todo lo comentado sobre los distintos estados financieros, es interesante observar que el más incomprendido y pasado por alto de todos ellos, por parte de la mayoría de los dueños de PYMEs, es el Balance General.

El Balance General de una empresa mide liquidez - su capacidad general para pagar a sus acreedores a partir de los recursos disponibles en la empresa.  En otras palabras, mide la "salud" financiera de su negocio. Su balance es una instantánea de sus activos (sobre los que su empresa tiene control), sus pasivos (lo que su negocio debe a otros), y (más importante) le indica que tanto del valor de la empresa queda, una vez que se han pagado a los acreedores. A esto se le conoce como el patrimonio neto o valor patrimonial de la empresa.

He trabajado con muchos propietarios de negocios dentro de nuestro programa Mastery Impact, que admiten que rara vez o nunca, revisan la hoja de balance de la empresa. Y muchos otros que admiten que incluso cuando sí lo revisan,  este no guarda mucho sentido para ellos. Esto es algo que nos propusimos poner remedio de inmediato, porque lo que están diciendo esencialmente es que no entienden completamente el verdadero valor de su negocio. Cada Empresario, propietario de un negocio, debe tener un conocimiento seguro del valor patrimonial de su negocio y tener un objetivo estratégico diseñado ¡para aumentar ese valor patrimonial a lo largo del tiempo!.

Fundamentos de la Hoja de Balance

Existe un formato estandarizado para los balances, indistintamente del tamaño de la empresa o la naturaleza del negocio o industria en que este se encuentre. Es muy fácil de configurar y entender con la ayuda de su contador. Ahora, seamos claros, no estamos abogando por que se convierta Ud en un experto contable; pero sí recomendamos que por lo menos entienda cómo leer y usar el balance para tomar decisiones financieras. Así que aquí está una descripción rápida de los elementos más importantes de su balance:

  • Los activos se enumeran en el lado izquierdo del balance en orden de liquidez (la facilidad con que pueden ser convertidos en efectivo).Todo lo de valor que su empresa posee se puede llamar un activo. Los activos circulantes se definen como cualquier cosa que sea en efectivo o equivalente de efectivo, o posiblemente pueda ser liquidado en efectivo dentro de los próximos 12 meses. Estos incluyen cosas como dinero en efectivo en el banco, las cuentas por cobrar e inventarios. Los activos fijos se definen como todo lo que su empresa posee que le ayuda a producir dinero, pero que no serán vendidos o liquidados en efectivo en los próximos 12 meses.
  • Los Pasivos y el Patrimonio del propietario se encuentran en el lado derecho de la hoja de balance.Todo lo que su negocio debe a los acreedores o personas fuera de la empresa se conoce como un pasivo, y todo lo que queda para el (los) dueño(s) de la compañía después de que todos los pasivos se restan de todos los activos, se llama Patrimonio del propietario. Las Deudas a corto plazo se definen como cualquier dinero que su negocio debe a los acreedores y tiene que pagar en los próximos 12 meses;  Pasivos a largo plazo se refieren al dinero que su empresa tiene que pagar en plazo mayor a los próximos 12 meses.

El balance enumera todo lo de valor que su empresa posee (Activos), así como todo lo que su negocio debe a sus acreedores o accionistas (Pasivo y Patrimonio neto). La ecuación básica que vincula todo lo reflejado en el balance es:

Activo = Pasivo + Patrimonio del propietario

También se puede escribir como:

Activos - Pasivos = Capital Social


Cualquier cambio que experimente alguno de los elementos de la ecuación crea un efecto de compensación en los otros, y la ecuación siempre queda equilibrada (de ahí se desprende el nombre, Balance...). Idealmente, su negocio tendrá un sólido balance siempre que sus pasivos sean pequeños en comparación con el patrimonio del propietario. De no ser así, su empresa  estaría yendo en la dirección equivocada y Ud. tendría que poder ver eso para hacer los ajustes necesarios.
En conclusión: el balance de su empresa está en constante cambio (para bien o para mal), y es necesario entender las dinámicas para manejar su negocio con eficiencia  y alcanzar su objetivo estratégico. Si usted seriamente busca cómo aumentar el valor de su negocio a lo largo del tiempo, no descuide su balance. Revíselo de forma sistemática, conjuntamente con el resto de sus estados financieros, y no dude en preguntarle a su contador (o coach) acerca de aquello que no entienda.