¿Tengo que amar lo que hago?
11 de mayo | 2011 Por Coach de Negocios E-Myth

Quiero compartir con ustedes una conversación reciente que tuve con un empresario, lo llamaremos Jim. Jim posee una empresa de construcción en el Medio Oeste. Jim ha estado manejando su negocio más o menos de la misma manera, con los mismos resultados, por cerca de 10 años.

En primer lugar hablamos de cómo se había iniciado en el campo de la construcción (es una empresa familiar), y sobre el estado actual de su negocio (statu quo). Y entonces, en medio de nuestra conversación, Jim, que había estado muy elocuente y abierto, de pronto se quedó callado.

No lo empujé a hablar. Me di cuenta de que estaba luchando con una idea. Casi que podía oír las ruedas girar en su cabeza. Hizo una pausa, por un tiempo que pareció una eternidad, y finalmente dijo: "Quiero hacerte una pregunta."

 

 

 

 

Y luego, de la manera más sincera y reflexiva, me preguntó: "¿Es necesario amar lo que hago?"

¿Es necesario amar lo que hago? ¡Qué pregunta!  ¡Qué buena pregunta!


"Mira, lo que pasa es que no he encontrado mi pasión", continuó Jim. "Aunque a mi negocio le va bastante bien, no me entusiasma, no me encanta. Veo otras personas que están haciendo lo que les gusta hacer,  pero yo no me siento de esa manera. Soy un contratista porque es lo que hizo mi padre, es lo que siempre he hecho, y es lo que sé hacer. Pero, ¿amarlo? No, definitivamente no creo que amo lo que hago. "


Entender lo que te mueve.


“Donde debería haber pasión, lo que siento es indiferencia. Donde debería haber propósito, lo que siento es apatía. ¿Es esto realmente todo lo que hay? Porque esto no es lo que yo tenía en mente cuando empecé mi negocio.”

La realidad para muchos empresarios es que han trabajado duro, han hecho todo lo que pensaban que debían hacer y ahora, han llegado al límite de la desilusión.  Desilusionados al punto de cuestionarse si deberían aún estar   en el negocio. Podrían hasta estar considerando el cerrar el negocio y probar algo completamente diferente.

Pero antes de llegar a una medida extrema, déjenme decirles lo que le dije a Jim, porque he trabajado con muchos propietarios de negocios que se han preguntado lo mismo.

Lo que Jim está buscando, lo que muchos de nosotros estamos buscando, es lo que llamamos en E-Myth el Propósito Primordial en la Vida. Su Propósito Primordial en la Vida es lo que le da un sentido de dirección. Le motiva al más alto grado de energía, y le pone en su mejor nivel de desempeño. Su Propósito Primordial en la Vida se halla, ahora mismo, dentro de cada uno;  pero, la mayoría de nosotros, simplemente no lo ha identificado.

Jim quiere una razón. Un propósito. Una fuerza impulsora. Él piensa que ello debería provenir de su negocio, pero hasta tanto no defina lo que su Propósito Primordial en la Vida es, no lo va a encontrar en en ningún lado.

Todos hemos conocido personas que han trabajado incansablemente para alcanzar un alto nivel de progreso sólo para descubrir que, una vez alcanzado, su éxito es hueco y poco satisfactorio. Hemos escuchado esto de estrellas de cine a cada rato, "la fama ya no es lo que pensé que sería. Todo lo que quería era que la gente me quisiera, pero ahora me siento más solo que nunca! "

También hemos conocido personas cuyas vidas, ya sean exitosas en el sentido convencional o no, reflejan una satisfacción y goce experiencial profundos.  A Steve Jobs, por ejemplo,  le encanta  innovar y Apple le proporciona un vehículo para su pasión.

La diferencia es que, en el primer caso, el "éxito" no es coherente con el propósito primordial de la estrella de cine; mientras que en el caso de Steve Jobs, su Propósito Primordial en la Vida se ve cumplido.


Convertirse en el Creador.


La búsqueda de su Propósito Primordial en la Vida es una de las primeras cosas que hacemos en el programa de E-Myth Mastery Coaching.  Lo hacemos antes de ver sus finanzas.  Lo hacemos antes de mirar a su estructura organizativa.  Así es de importante!  Con ello se crea una fuerza para orientar su vida , destacando los elementos importantes dentro de su vida, y entre los cuales está su negocio.

Jim dice que no ama a su negocio. Entonces, ¿qué es lo que él ama? ¿Cuál es su Propósito Primordial en la Vida? La identificación de aquello que lo mueve, que lo impulsa, que lo regocija y que le inspira va a cambiar su perspectiva en todo: su vida, sus relaciones personales, y su negocio.

También le dará un nuevo marco de referencia para la toma de decisiones. Entender su Propósito Primordial en la Vida le ayudará a establecer sus prioridades de vida reales y a poner su negocio en la perspectiva correcta.  De una manera muy palpable, este será el fundamento para la transformación del negocio de Jim porque ahora él será capaz de ubicarse fuera de su negocio, y verlo de forma objetiva.

Más que el propietario del negocio, se convertirá en el creador. En lugar de un puesto de trabajo, el negocio se convertirá en su creación. Se dará cuenta de lo que su negocio en realidad es: un pedazo de arcilla cruda al que puede dar forma y convertir en cualquier cosa que él quiere que sea!  Él será capaz de trabajar en su negocio de una manera totalmente nueva con renovada pasión y propósito.


Un pensamiento final para Jim.


Jim, mientras que la respuesta larga a tu pregunta es complicada, y hay muchos factores en juego, la respuesta corta es: sí. Sí, tienes que amar lo que haces.  A fin de encontrar la satisfacción y el éxito que buscas ... Sí.

Pero no te preocupes, armado con tu Propósito Primordial en la Vida, el Emprendedor dentro de tí podrá deleitarse en ser dueño de su negocio.   Vas a trabajar en  tu negocio, no para él, haciendo  que grandes cosas sucedan.  Lo he visto suceder una y otra vez;  y sé que puedes hacerlo!