E-Myth Cliente del Mes --- Junio 2009
Siempre nos detenemos para celebrar el éxito de nuestros clientes. Ya sea uno grande, uno que cambia mucho o poco su vida, reconocemos los logros de nuestros clientes y celebramos con ellos.

Felicidades a Kukis by Maru

En 2009, Maru Medina Hollmann, dueña de Kukis by Maru una panadería minorista en México, enfrentó un obstáculo de negocios inusual: el brote de H1N1. Sin embargo ésto no le impacto en la manera en que usted podría pensar. Sí, ella enfrento una pérdida momentánea del negocio, pero Maru convirtió la situación en una oportunidad. En lugar de enfocarse en los aspectos negativos, utilizó sus habilidades de liderazgo para llevar tranquilidad y alegría a sus empleados, clientes y proveedores en un momento de crisis. Por supuesto, ella sabía exactamente lo que ellos necesitaban: una grande, apetecible y deliciosa galleta servida con humor, buena voluntad y mucho cuidado!

Acerca del Negocio

Kukis by Maru es una panadería gourmet especializada en alimentos frescos y recién horneados. Para Medina-Hollmann, hornear galletas es una labor de amor y ése espíritu vive y está bien en cada uno de los aspectos de su negocio. De hecho, comenzó la venta de productos de panadería para poder pagar las llamadas de larga distancia que le hacía a su futuro marido Canadiense. Durante 15 años, Kukis by Maru ha atendido a sus clientes apapachándolos. En Kukis el cliente de diente dulce es siempre atendido. Pero aquí no sólo ofrecen galletas, ofrecen una experiencia. Siempre saben tu nombre, y siempre están contentos de verte. Es un negocio dulce!


Nombre de la Empresa:

Kukis by Maru

Tipo de Negocio:

Panadería Minorista

Ubicación:

Merida, Mexico

Dueña:

Maru Medina-Hollmann

Año de fundación:

1994

Numero de Empleados:

18

Página web:

http://www.kukisbymaru.com

Programa E-Myth:

Mastery Impact!

El brote de H1N1 por sí mismo, en realidad no causo problemas para nosotros, sino que era más bien como la cereza encima de todo. En la parte superior de una ya débil economía, que golpeó muy duro a todos. Todo el país (con excepción de los supermercados) fue cerrado por tres días en mayo - días que normalmente los mexicanos viajan y festejan.Tenemos locales en los tres centros comerciales que la gente visita cuando viene a Mérida (mientras la gente local se va a la playa) y Kukis se ha convertido en uno de los lugares obligados a visitar si usted está en la ciudad. Ese Fin de semana perdimos miles de muy necesarios pesos!

Aquí está el asunto: al final del día, el brote de H1N1 en realidad ayudó a mi negocio y me ayudo a mi! ¿Cómo? Me dio una oportunidad única para reunir a todo mi equipo durante tres días completos. Y resultó ser fantástico! Uno no siempre puede elegir las circunstancias, pero sí tiene la libertad de elegir su actitud y cómo reaccionar ante esas circunstancias.

Desde enero, hemos celebrado reuniones quincenales con nuestro personal. Y acabamos de comenzar a desarrollar nuestros sistemas-procesos después de una maravillosa reunión de “Proceso de frustraciones clave”, pero no pudimos ir tan rápido como queríamos en el proceso! Tres días de este "descanso" obligado nos dio tiempo para revisar, hablar y hacer las preguntas importantes. Hicimos cosas como practicar la "técnica para hacer el moño perfecto” y nos fuimos con un maravilloso sentimiento positivo de todos. Incluso los he desafiado a que ayuden a que Kukis se convierta en el oasis de optimismo y alegría que es tan necesario en estos días!

Mi coach de E-Myth siempre me ha insistido en mantener a todo mi equipo involucrado, pero nunca hubiera cerrado mis tiendas con el fin de tener un seminario de tres días! Gracias a esta situación, me dio la oportunidad única de comunicarme con mi equipo como un grupo para hablar de por qué y cómo las cosas están cambiando a la manera E-Myth Fue tan bueno, que tuvimos la mejor venta del Día de la Madre en cuatro años! Todo el equipo estaba en sintonía, capacitado, informado y seguro de sí mismo. Y aquí está la mejor parte: Yo ni siquiera estaba allí! Yo estaba en Vancouver!

—Maru Medina-Hollmann